Seleccionar página

El cliente ideal es una representación semificticia que se basa en datos reales, y alguna especulación fundamentada, acerca de datos demográficos, patrones de comportamiento, motivaciones, objetivos y retos.

Para tu empresa u organización es importante definirlo porque te ayudará a enfocar tus esfuerzos de comunicación y marketing, permitiéndose identificar claramente al público objetivo que quieres que te conozca o al cual quieres venderle.

El valor real del cliente ideal es que ayuda a vincular tus servicios a una persona, reduciendo tu nivel de esfuerzo y los costos de publicidad. Además, facilita la definición del público en las estrategias de comunicación orientadas a marketing. 

Debes tener en cuenta que el cliente ideal no se fabrica en base a suposiciones, sino que requiere de una investigación previa, por ejemplo: basada en las siguientes preguntas para tus clientes actuales o tu equipo de trabajo:

agencia comunicacion honduras cliente ideal

7 pasos para definir a tu cliente ideal

  1. Información básica: son los datos básicos de tu cliente ideal que sea relevante para tu empresa u organización. Por ejemplo: el sector donde se desenvuelve o la compañía para la que trabaja, su familia, lo que hace…
  2. Datos demográficos: acá debes incluir el género, la edad, los ingresos del hogar.
  3. Identificadores: las costumbres de tu cliente ideal, sus tendencias, palabras de moda.
  4. Retos: los desafíos o aspiraciones que tiene el cliente ideal. Debe ser uno principal y otro secundario.
  5. Cómo ayudas tú: desde tu empresa u organización debes plantear la solución que brindas a los retos del cliente ideal, que le ayuden a alcanzar sus metas.
  6. Objeciones comunes: listar las críticas comunes que el cliente ideal podría realizar a tu producto o servicio para estar preparados.
  7. Citas reales: en base a tu investigación, incluye citas reales que reflejen lo que piensa tu cliente ideal para que sea más fácil entenderlo para tus trabajadores.

Para qué sirve todo esto

  • Te ayuda a ampliar la oferta de bienes y servicios para un público determinado.
  • Puedes orientar mejor tus actividades de responsabilidad social.
  • Mejora el contenido de tus informaciones.
  • Incrementa tus prospectos de venta.
  • Las organizaciones determinan correctamente a sus beneficiarios.

Suscríbete a nuestra comunidad

Únete y recibe las últimas actualizaciones. Nunca haremos spam y publicamos cada 2 semanas por lo general.

Te han unido exitosamente